Te puede interesar

Errores en el repostaje de diésel y gasolina

A veces ocurre que cometemos errores en el repostaje de diésel y gasolina. En lugar de usar uno u otro combustible para llenar nuestro depósito, nos equivocamos y esto nos lleva a llevar el coche al taller. Según el RACE, cada año más de 50.000 conductores españoles cometen este error. Os contamos varias claves para evitar estos errores, o qué hacer si ya los he cometido y ver así las consecuencias para el motor del vehículo.

Evitar errores en el repostaje

  • Esto puede ocurrir cuando debemos llenar el depósito de diferentes vehículos y estos tienen distintos carburantes. Para ello aconsejamos seguir una rutina de respostaje, ya que probablemente esto se produzca por alguna distracción y se haga de forma inconsciente. Lo más lótico es posicionar la boca de la manguera y dejar el coche listo para repostar en el depósito. Automáticamente después accionamos el botón para abrir el depósito, en el caso de que lo tenga, y ya después utilizar la manguera haciendo hincapié en el pensamiento de qué combustible es el que necesitamos.
  • Colocar el tapón en su posición adecuada. Así evitaremos equivocaciones indeseadas y podremos concentrarnos mejor, además de no manchar la carrocería. También es cierto que existe una pegatina con la información del combustible requerido.
  • Además, los vehículos y surtidores actuales están diseñados para evitar este tipo de errores. Se usan códigos de colores (verde para gasolina, negro para el diésel) y los tamaños del depósito y la manguera están adaptados, siendo la manguera de gasóleo normalmente bastante más ancha que la de gasolina. Así es más complicado equivocarse con el diésel y la gasolina, dándose cuenta del fallo justo cuando no encaje la manguera en el depósito.
  • Otra opción más es echar mano del servicio de la gasolinera y que el personal sea el encargado de hacernos el repostaje. En el autoservicio, podemos resaltar el servicio que deseamos, indicando cantidad de respostaje y tipo de carburante en nuestro vehículo, así el personal también sabrá qué tipo necesitamos y verá si hemos cometido algún error.

Solucionar errores en el repostaje de diésel y gasolina

  • Si ya hemos cometido algún error, tenemos que tener presente que los daños pueden repararse y no son cien por cien destructivos. Afectará directamente al motor del vehículo, según la cantidad de combustible usada o los kilómetros recorridos. Si nos hemos percatado del error, es mejor no accionar el motor, o detenerse en cuanto nos demos cuenta.
  • En el caso de los motores diésel más actuales, se trabaja con sistemas de inyección de presión alta y anticontaminación, por lo que estos errores pueden suponer un elevado coste de reparación, llegando incluso a no arrancar el motor, producir ruidos extraños o sufrir daños directos en sus sistemas y filtros, hasta un gripado por no tener suficiente lubricación.
  • Al contrario, en los motores de gasolina en los que se reposta diésel, las consecuencias son de menor gravedad. Los motores actuales suelen funcionar por turboalimentación directa y se verían afectados los medidores de la presión o los filtros.

Qué hacer para reparar los errores de respostaje

  • En primer lugar, lo más conveniente es no arrancar el motor o detenerlo. Así se facilita la limpieza y se disminuyen los daños causados.
  • Contactarcar inmediatamente con la compañía de seguros y que nos asistan así si nos encontramos en la carretera y poder recuperar el combustible. Muchas compañías poseen un servicio especial para subsanar este tipo de errores.
  • Por otro lado, podemos pedir un servicio de grúa y trasladar el vehículo a algún taller, donde podrán sacar el carburante, limpiar el motor y reparar los dañado.

Con estos consejos esperamos haber prestado una ayuda útil para evitar o minimizar los errores en el repostaje de diésel y gasolina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.