Te puede interesar

Prohibición de la venta de coches de gasolina y diésel

Desde el Parlamento de los Países Bajos se podría aprobar la prohibición de la venta de coches de gasolina y diésel en los Países Bajos desde el año 2025. Esta propuesta ha pasado ya la cámara baja, aunque todavía tendría que trasladarse al Senado para ser definitiva.

La propuso inicialmente el Partido del Trabajo (PvdA), que es el organismo más joven de la coalición de gobierno de los Países Bajos. Esta iniciativa tenía como objetivo la prohibición de la circulación de todos los coches de gasolina y diésel, sin excepciones, pero el parlamento la rechazó, según publica The Guardian.

Actualmente, esta propuesta dara permiso a los coches que ya existen a mantenerse en circulación, pero con la excepción de evitar que se vendan más en un futuro. Así se aseguraría la electrificación gradual de las carreteras en Holanda durante los siguientes diez años. La inclusión de los coches que funcionan por electricidad en los Países Bajos se encuentra en la actualidad a una cantidad inferior al 10% de la cuota de mercado.

A pesar de todo esto, los socios de la centro-derecha de la coalición del Partido del Trabajo (el VVD) han rechazado la moción. Destaca una calificación de su líder, Halbe Zijlstra, como “poco realista”, de acuerdo con la información de  NOS (cadena estatal holandesa). Al mismo también le ronda la preocupación de si el proyecto de ley podría generar algún conflicto con el acuerdo que ya existe de energía del país, el cual compromete a los Países Bajos a cumplir determinados objetivos de disminución del carbón hasta el año 2020. Por otro lado, Diederik Samsom (el líder del PvdA), afirma que la iniciativa sí que es factible y que no tendría por qué afectar al acuerdo de energía.

De todas formas, el documento ya ha sido aprobado en la cámara baja y solamente tendría que pasar por los siguientes pasos  para hacer que se haga realidad la Prohibición de la venta de coches de gasolina y diésel en los Países Bajos, aún con el desacuerdo existente entre los distintos miembros del propio Parlamento.