Te puede interesar

El combustible del futuro

Que en un plazo de treinta años los coches se moverán con electricidad parece más o menos claro, aunque en los años 80 se decía que en el año 2000 no necesitaríamos carreteras porque los coches podrían volar. Lo cierto es que el sector de la automoción está evolucionando constantemente en busca de nuevos horizontes, aquellos que conviertan este sector en un modelo de sostenibilidad. 

Aunque la apuesta por el coche eléctrico pueda parecer la panacea, la realidad no es así. Aparte del hecho de cuánto contamina más fabricar un coche eléctrico que uno de combustión, nos podemos fijar en el origen del combustible que mueven sendos vehículos. Esto es, si un vehículo eléctrico se mueve con electricidad que se ha generado a partir de combustibles fósiles, le estaremos haciendo un flaco favor al medio ambiente, aunque la pegatina de la DGT nos diga que nuestro coche o moto no tiene ningún tipo de emisión. 

Como en cualquier desarrollo tecnológico, a la electricidad en los vehículos aún le queda mucho camino por recorrer, sobre todo para llegar a combinarse y superar al subsector de los vehículos de combustión, que son una inmensa mayoría actualmente. Además, miles de empleos en concesionarios, estaciones de servicio, talleres, o tiendas de recambios dependen del mismo sistema que ha estado funcionando durante décadas, por lo que un cambio radical sería contraproducente para una industria que representa una buena parte del PIB de cualquier país y que ha hecho el esfuerzo por evolucionar y ser cada día más sostenible y respetuosa con el mundo que le rodea. 

Por lo tanto, se espera que la electricidad vaya llegando de una forma natural, como una forma más de movilidad. Hace años que los vehículos híbridos circulan por las carreteras, y unos de los profesionales que más saben, los taxistas, llevan años utilizando este tipo de coches para trabajar. Una solución por la que cada vez más usuarios optan en todo tipo de vehículos y para todo tipo de trayectos, ya sean urbanos o por carretera. Además, estos coches no necesitan un punto de recarga eléctrico, uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los coches que son solo eléctricos, aparte de su elevado precio en comparación con los sistemas de combustión. 

En ASC nos adaptamos a los cambios y a la evolución del sector de la automoción. La investigación, la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente ha formado parte de nuestro ADN desde la creación de la compañía, por lo que una parte muy importante de nuestro tiempo, esfuerzo e inversión lo destinamos a la investigación de productos como Supra, nuestro combustible tecnológicamente avanzado, que además de influir en factores como una mayor autonomía, su utilización hace que el motor tenga un mejor comportamiento, afectando también a la vida útil del mismo. 

Además, en nuestras estaciones de servicio contamos con multitud de servicios tanto para particulares como para profesionales, haciendo que nuestros clientes, ya sean conductores de vehículos gasolina, diésel, híbridos o eléctricos vengan y vuelvan a ASC. Lavaderos de última generación, parking para transportistas, duchas, surtidores de aire automáticos o lavadero de mascotas son solo algunos de los servicios que encontrarás en nuestras estaciones. 

La electricidad puede ser el futuro, solo si se contempla como una alternativa más a los vehículos de combustión, a los que les quedan décadas de vida y también de evolución para ser más sostenibles. En ASC formamos parte de ese proceso, nos iremos adaptando a los nuevos tiempos según vayan llegando, y tú tienes la oportunidad de unirte a esta gran familia, siguiéndonos en Facebook, Instagram y Linkedin para estar al tanto de todas nuestras novedades. 

#NosVamosConASC 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *