Seguridad Vial

¿Cuándo toca cambiar los frenos de tu coche?

Los frenos son uno de los elementos más importantes de un coche, puesto que están relacionados con sus sistemas de amortiguación y suspensión, necesarios para la óptima detención del vehículo. 

¿Cómo puedes comprobar si tus frenos no están funcionando correctamente?

Es sumamente peligroso conducir con alguna disfunción en los frenos. La consecuencia de no poder parar tu vehículo a tiempo o en la distancia deseada puede ser un accidente. Por consiguiente, te aconsejamos que intensifiques el mantenimiento de sus sistemas hidráulicos, mecánicos y electrónicos. De los cuidados que les des dependen, en gran medida, tu seguridad en la carretera y la de tus pasajeros y del resto de ocupantes de la vía pública. 

A continuación te facilitamos unos signos que pueden indicarte la necesidad de cambiarlos:

1. El pedal de freno está esponjoso

Si has notado ese tacto, seguramente el líquido de frenos haya sufrido deterioro. Cámbialo cada tres o cuatro años.

2. Se producen vibraciones y ruidos

Es por desgaste de las pastillas o deformación de los discos. Cuando te avise un testigo del salpicadero, cambia las pastillas. 

3. Distancias de frenado más largas

Si percibes este inconveniente o derrapes, tendrás que sustituir los discos, las pastillas, el tambor o la zapata.

4. Dureza del pedal de freno

Esto requiere llevar al coche al taller para arreglar el servofreno. 

En definitiva, sigue nuestros consejos de mantenimiento; evitarás estos problemas de los frenos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *