Te puede interesar

Cinco consejos para conductores noveles

Os traemos cinco consejos para conductores noveles, probablemente uno de los grandes eventos vitales, para muchas personas, sea obtener el ansiado y tan necesario hoy en día carnet de conducir. Básicamente lo que nos permite convertirnos en conductores noveles, pero está claro que saber conducir no quiere decir que sepamos circular adecuadamente. La práctica (hacer kilómetros, aparcamientos, etc.) y los buenos hábitos serán quienes hagan que cada conductor aprenda a circular y de este modo convertirse en un buen conductor.

A continuación os dejamos unas recomendaciones para conductores noveles:

  1. Confía en ti y pon en práctica todo lo que has aprendido. Recuerda que todos hemos sido noveles alguna vez, por ello, es normal que se te pueda calar el coche, que te cueste trabajo estacionar de forma adecuada, que circules más despacio, etc. No te preocupes, todo esto es normal y el resto de conductores deben de ser comprensivos.
  2. Prescinde de entretenimientos, es decir, seguramente con el hecho de conducir y estar plenamente concentrado en lo que estás haciendo es suficiente. Así que evita estar cambiando la emisora de la radio, ir cantando canciones, estar hablando y mirando al copiloto, etc.
  3. Realiza viajes cortos/medios por autovía tu solo, ya que es muy recomendable. No es lo mismo viajar de copiloto que como conductor, por ello hacer viajes en solitario por autovía de 100km o 150km es muy recomendable para seguir mejorando como conductor. Recuerda parar para descansar y estirar las piernas siempre que sea necesario.
  4. No debes impresionar a nadie. Tratar de impresionar a los demás nunca suele ser una buena idea, mucho menos con un volante entre las manos y siendo novel. Conduce como debes hacerlo y no hagas cosas inadecuadas como conducir con una sola mano, sobrepasar los límites de velocidad, etc.
  5. Respeta pero no tengas miedo. El miedo puede bloquearnos, lo cual puede ser negativo. Sin embargo el respeto nos hace aumentar la atención y ser precavidos. Recuerda que conducir requiere de tu máxima atención y por ello debes de conducir solamente cuando te encuentres en perfectas condiciones tanto físicas como psicológicas. Asegúrate de estar plenamente descansado y de no estar en situación de estrés mental o con cualquier otro estado de ánimo que pueda alterar tu atención.