Los vehículos autónomos lograrán pólizas de seguro más baratas

Debido a que los vehículos autónomos reducirán el índice de siniestralidad, los seguros abaratarán sus pólizas y deberá eliminarse la responsabilidad civil del conductor entre otros cambios.

Los vehículos autónomos se están imponiendo poco a poco en nuestra sociedad y, por tanto, en nuestras carreteras. Este hecho, implicará con el tiempo bastantes cambios en distintos ámbitos del sector del motor. pero uno de los cambios más importantes que ya se comentan entre expertos del sector será la bajada económica en la contratación de una póliza de seguro.

Esta previsión se debe a que según los datos proporcionados por la DGT alrededor del 90% de los accidentes de tráfico en nuestro país son producidos por fallos humanos. Esto quiere decir, que si la sociedad comienza a fomentar el uso de vehículos autónomos, con el tiempo, el índice de siniestralidad en nuestras carreteras descenderá notablemente, ya que, en este tipo de vehículos no es necesaria la conducción humana y, por tanto, se eliminaría ese 90% de accidentes de tráfico por fallos humanos.

Esto no es todo. Además, el hecho de que el dueño del vehículo autónomo no dirija la conducción le exime de su responsabilidad civil en caso de accidente. Un hecho lógico, ya que, el conductor pasa a un papel de simple supervisor, lo que puede traducirse en un pasajero más dentro del vehículo.

Por tanto, el incremento de los coches autónomos en nuestras carreteras supondrán importantes cambios en cuanto a las leyes implicadas. Como hemos mencionado, los expertos en seguros afirman que la responsabilidad civil del conductor desaparecerá por completo con la imposición de los coches autónomos. Para ello, deberían realizarse importantes modificaciones en el art.8 de la Convención de Viena de la circulación de 1968 que hace referencia a la obligación del conductor a tener dominio sobre su vehículo.

Actualmente en España la DGT ha permitido el uso de los vehículos autónomos por nuestras carreras únicamente con fines experimentales en los que se sometan a dichos vehículos a pruebas concretas que ayuden a su desarrollo, eso sí, siempre con la supervisión humana. Lo que inicia el interés gubernamental del fomento futuro de los vehículos autónomos, más aún, teniendo en cuenta que al mismo tiempo que evoluciona el uso y desarrollo de este tipo de vehículos, muchos países europeos comienzan a castigar el uso de vehículos más contaminantes como los motores diesel.

Como hemos dicho, la futura implantación de los vehículos autónomos en nuestro país no sólo afectará a la responsabilidad civil del conductor, sino que supondrá bastantes más cambios obligados como nuevos servicios en las pólizas de seguro en cuanto a la asistencia de viaje en carretera o las revisiones del vehículo entre otras. De hecho, supondrá tantos cambios en el sector de los seguros que los mismos fabricantes de los software, hardware y GPS para los vehículos autónomos deberán contratar nuevas pólizas de responsabilidad específicamente diseñadas para proteger a estos trabajadores en caso de fallos que puedan provocar accidentes de tráfico.

Puntúa esta Pagina