La Universidad de Granada ayuda a la prevención de accidentes de coche con un novedoso sistema de sensores

Este novedoso sistema para la prevención de accidentes de coche cuenta con cuatro sensores que analizan la temperatura y comportamiento del conductor.

 

Los accidentes de coche son muy a menudo causados por fatiga o cansancio del conductor y en el peor de los casos suponen un despiste que puede desembocar en un grave accidente de circulación.

Son muchos los síntomas que muestran el estado de fatiga o cansancio y, actualmente, existen algunos medios para tratar de detectarlos y prevenir lo que puede ser un complejo accidente.

Entre todos los métodos existentes para la prevención de accidentes provocados por este tipo de despistes, la Universidad de Granada, en colaboración con la Universitat Politécnica de València ha ideado un novedoso sistema que funciona a través de sensores con el fin de detectar síntomas de cansancio o fatiga en el conductor y alertarlo antes de que sea tarde.

Este nuevo sistema nacido en Granada, analiza varias partes vitales para la prevención de accidentes de tráfico por estas causas, tales como la presión que aplica el conductor al volante, los frenazos o giros bruscos, la temperatura adecuada del conductor o cualquier tipo de choque. Estos diferentes sensores mandan señales acústicas y a otro sensor ubicado en el reposacabezas del conductor, el cual, activa una luz en caso de detectar algún síntoma fuera de lo común y así poder alertar al conductor y prevenir un posible caso de accidente.

Uno de los puntos fuertes de este sistema desarrollado por científicos granadinos es que su tecnología es de bajo coste, por lo que es asequible para casi la totalidad de los bolsillos.

Investigadores de la Universidad de Granada que han creado el sistema para la prevención de accidentes de coche

Los científicos que han desarrollado este importante sistema. De izquierda a derecha, Laura Garcia, Jose M. Jiménez, Sandra Sendra y Jaime Lloret.

Concretamente, esta tecnología está compuesta por cuatro sensores encargados de recoger datos sobre diferentes estados físicos del conductor y de sus distintas posiciones a la hora de conducir, datos como la visión (si es borrosa o parpadea mucho), cambios bruscos en el comportamiento del conductor o ansiedad, los cuales, son esenciales para la prevención de accidentes al volante. En caso de detectar datos preocupantes sobre la conducción del piloto envía alertas acústicas y luminosas que alertan a los tripulantes.

El novedoso invento contiene una placa electrónica que tiene la función de unidad central de los datos. A su vez se compone por dos sensores situados en el volante del vehículo y otros dos que tienen la funcionalidad de medir la temperatura corporal del conductor al mismo tiempo que analizan las manos del mismo. En caso de notar alteraciones en la conducción se activa la luz del reposa cabezas con el fin de evitar cabezadas por somnolencia y una alarma acústica que ayuda a la prevención de accidentes antes de que sucedan.

Además, el sistema cuenta con un detector de choques y frenazos bruscos y un botón en el volante para resetear el sistema en caso de que se haya activado una alarma.

El verdadero cerebro de esta herramienta es la placa electrónica central que se encarga de recopilar todos los datos aportados por los cuatro sensores y, tras ello, los analiza al completo para determinar si se trata de una falsa alarma o por el contrario ha de avisar al conductor para prevenir un posible accidente de tráfico.

Como guinda del pastel, todos los datos recopilados se almacenan en una tarjeta micro –SD que será de verdadera utilidad en caso de producirse el accidente, ya que ayudará a los servicios de emergencia a entender mejor como se produjo.

Esta interesante herramienta para la prevención de accidentes ya se encuentra patentada y sus creadores planean ahora mejorarla incorporándole tecnología GPS que desvele la posición concreta del vehículo, al mismo tiempo que incorporarán tecnología inalámbrica con el fin de conectarla con los smatphones de los conductores y, así poder realizar una llamada de emergencia por el conductor en caso de siniestro grave.

Puntúa esta Pagina