Noticias 28 de marzo, 2016

El bajo precio de la gasolina afecta a las compañías de coches eléctricos

La gasolina barata provoca que la empresa de coches eléctricos de lujo, Tesla, pierda 1/3 de sus acciones.

El precio de la gasolina ha bajado notablemente en los últimos meses y eso lo estamos notando todos en el bolsillo. Pero, en contra del enorme beneficio de los particulares y para los sistemas de distribución de la mayoría de las empresas, la enorme bajada de los carburantes perjudica sin embargo a otras compañías como es el caso de Tesla, una empresa dedicada a la fabricación de coches eléctricos de lujo. La compañía que cotiza en bolsa, cerró este pasado lunes a mínimos de dos años. Este hecho se debe a que la continua bajada de la gasolina en el mercado ha derribado en el temor de los accionistas debido a la especulación de que la gasolina barata pueda llegar a afectar directamente a la demanda de este tipo de vehículos eléctricos. Al echo de la bajada de la gasolina se suman las dudas de los inversores en cuanto a los costes de fabricación en su último vehículo de gama deportiva, Model X SUV.

La compañía de coches eléctricos ha perdido en lo que va de año un tercio de su valor en bolsa en lo que va de año, ya que ninguno de los inversores había imaginado que el precio de los carburantes caerían tan drástica y continuadamente.

Si la tendencia de la gasolina barata no comienza a cambiar los accionistan tienen serias dudas de que la empresa automovilística pueda remontar sus pérdidas. Con más de 50.500 vehículos fabricados el año pasado, Tesla preveía multiplicar las cifras de producción por 10 en tan sólo 4 años. Ahora, el cumplimiento de sus expectativas depende directamente del desarrollo del precio de la gasolina, la cual, si sigue a la baja puede conllevar a que los vehículos de la multinacional sean menos atractivos para los usuarios.