Los tipos de Gasóleo que existen. ¿Los conoces?

Es importante conocer las diferencias entre el gasóleo A, B y C para poder tomar la mejor elección según la necesidad

Uno de los valores diferenciales por los que destacamos en ASC Carburantes es por la inmensa importancia que le otorgamos a la calidad de nuestros gasóleo al mismo tiempo que tratamos de realizar el mejor servicio posible ofreciendo siempre los mejores precios del mercado. Es por este motivo, por lo que a través de este artículo queremos aclarar la diferencia que hay entre los distintos tipos de gasoil que en nuestras estaciones de servicio trabajamos.

La diferencia de precios entre un tipo de gasóleo u otros se debe a que la composición de los mismos varia en cuanto a rendimiento, calidad y contaminación. Podemos encontrar los tipos de gasóleo A, B y C destinados a diferentes fines, dichos fines son regulados por la Ley para asegurar el rendimiento adecuado de cada maquinaria en la que se vierten los diferentes tipos de gasoil.

Dicho esto pasamos a explicar las diferencias entre el gasóleo A, B y C:

Gasóleo A

Este tipo de gasoil es el más común usado por todos. Es el gasóleo que usamos para nuestros vehículos debido a que es el gasoil de mayor calidad, ya que contiene una serie de aditivos que protegen los vehículos de las bajas temperaturas, reduce el consumo al mismo tiempo que emite menos contaminación y aumenta el rendimiento del motor al mismo tiempo que protege alguna de sus partes como el sistema de inyección o la bomba del motor.

Gasóleo B

Este gasoil contiene más parafina que el gasóleo A y, por tanto, está menos filtrado y su calidad es menor. Por ese motivo, está destinado a vehículos pesqueros, agrícolas y otros vehículos con autorización para su uso. Este tipo de gasóleo no es apto para vehículos porque como hemos mencionado es de peor calidad y puede provocar problemas en los motores de coches o motos. A veces al ver su bajo precio podemos tener la tentación de usarlo en nuestro vehículo, pero además de ser perjudicial para los motores, su uso fuera de lo estipulado está considerado como fraude a Hacienda por evasión de impuestos y, por tanto, se considera delito.

Gasóleo C

El uso de este carburante está estrictamente destinado a calderas de calefacción u otros sistemas para generar calor. Se conoce comúnmente como gasóleo C y es el más económico de los tres, aunque su uso está totalmente prohibido para vehículos o embarcaciones debido a que por su baja calidad contiene muchas más impurezas que el gasóleo A o B. La función de este tipo de gasoil no es otra que la de generar calor y eso lo consigue gracias a su alto contenido de parafina.

En Carburantes ASC trabajamos a diario por ofrecer a nuestros clientes el mejor gasoil sin dejar a un lado la dedicación y el trato al cliente a unos precios realmente competitivos. Puedes visitarnos en cualquiera de nuestras estaciones de servicio de Armilla, Ojíjares, Carretera de Cullar Vega, Salobreña o Bailen. También puedes consultar nuestro servicio de Gasoil a domicilio para calefacción.

Puntúa esta Pagina